La anticipación, la esencia de las artes marciales

kumite

Muchas personas ajenas a las artes marciales e incluso muchos principiantes tienen una idea equivocada de lo que son los sistemas de autodefensa. Sobre todo en lo que se refiere a la aplicación al combate real de las artes marciales más tradicionales. Cuando ven el trabajo básico, realizado generalmente a través de defensas y contraataques o de técnicas sobre agarres fijos y rígidos piensan que la defensa personal consiste en recibir un ataque y a continuación responder de manera secuenciada. Es lo que se llama en japonés GO NO SEN o contraataque. El adversario realiza uno o varios ataques que nosotros recepcionamos (esquivando, bloqueando, agarrando, etc…) para posteriormente responder con una técnica, en dos o más pasos perfectamente diferenciados. Es un trabajo útil, ya que nos ayuda a perfeccionar la aplicación de la fuerza de las técnicas, a medir adecuadamente la distancia, a ajustar nuestros desplazamientos, a empezar a actuar sin pensar, etc… Es por tanto un trabajo importante…en los primeros niveles de la práctica. Pero es muy probable que en una situación real no podamos actuar de esta forma ya que el adversario no nos dará tregua realizando ataques continuados y no encontraremos la pausa necesaria para lanzar un contraataque de esta manera. Es más, será realmente difícil bloquear, esquivar o defender más de dos o tres golpes del agresor. No es por tanto GO NO SEN el trabajo ideal en el combate real.

Se critican las “formas” de los sistemas más tradicionales porque ofrecen secuencias de defensa y contraataque. Pero si se profundiza lo suficiente no solamente presentan estas combinaciones en dos tiempos, sino que en muchas ocasiones la cadena natural del movimiento nos lleva a realizarlas de manera continuada en uno solo y presentan además gran cantidad de técnicas dobles (utilizando ambas manos simultáneamente). Por lo general en estos casos una mano nos ayudará a evitar el golpe del adversario mientras que la otra buscará agarrar, golpear, etc… es decir, realizaremos defensa y contraataque simultáneamente de manera que la recepción de la agresión y la respuesta se realiza  en un solo tiempo. Esto es SEN NO SEN: anticipación. La anticipación nos dará ventaja ya que hará que el agresor pierda la iniciativa en nuestro favor. La continuidad de nuestras acciones  y la efectividad adquirida tras largas horas de entrenamiento deben hacer el resto. Es cierto que no es fácil reaccionar evitando el ataque y recuperando la iniciativa al mismo tiempo teniendo en cuenta que no sabemos cómo nos atacará el adversario y probablemente no percibiremos el ataque hasta el último momento. Pero incluso podemos  evitar el primer ataque y anticiparnos al siguiente.  Y si nos ponemos en el otro extremo, habrá situaciones en las el ataque del rival sea tan evidente que no necesitemos que podamos actuar incluso antes de que descargue el primer golpe.

Podemos ver que existen por tanto diferentes formas de anticiparse al rival o SEN NO SEN, de las que destacaremos tres:

anticipación pura a la acción.- el adversario ataca de manera que tenemos tiempo de ejecutar nuestra respuesta más rápido, por lo que frenamos su intención de golpear o simplemente la evitamos y logramos que no llegue a completarse.. Podemos imaginar por ejemplo a un agresor que desde cierta distancia viene hacia nosotros con intención de darnos un golpe. Tal vez tengamos ocasión de realizar o al menos iniciar nuestra técnica antes de que descargue su ataque de manera que no necesitemos realizar una defensa o esta sea muy leve y logremos una ventaja que posteriormente podamos aprovechar.

defensa y ataque simultáneos.- ya hemos visto que las técnicas dobles suelen representar este tipo de situaciones y aparecen muy frecuentemente en artes marciales. Es más, en muchos casos secuencias que se suelen realizar de manera secuenciada, como un GO NO SEN, podrían y deberían realizarse simultáneamente convirtiéndose en SEN NO SEN.

anticipación a la continuación.- planteamos anteriormente la dificultad de anticiparse al primer ataque del rival, y que de manera natural es posible que sólo tengamos ocasión defenderlo. También hemos mencionado que a este primer ataque le seguirá otro, y otro, sin darnos tiempo a contraatacar. Es en estos casos en los que debemos anticiparnos a la intención del rival. Por ejemplo, si nos ha golpeado con el brazo izquierdo, podremos suponer que el siguiente ataque será con el derecho dando continuidad a los golpes o que tendremos una oportunidad si vuelve a golpear con la misma mano. Por tanto podremos realizar nuestro contraataque de forma simultánea a un bloqueo por ese lado, de manera que lo convertimos en defensa y ataque simultáneos: en SEN NO SEN. De la misma manera si nos lanzan una patada podemos presuponer que luego lanzará un puñetazo o tratará de agarrarnos, por lo que podremos estar preparado anticipándonos a su acción.

kumite

anticipación a la intención.-  puede entenderse mal este concepto e interpretarlo como “el que pega primero pega dos veces” y si vemos que una situación se pone tensa, iniciar nosotros el ataque para evitar que el otro lo haga antes . No es en absoluto a esto a lo que nos referimos, y aunque pueden darse casos así, creemos que en la mayoría de estos esta reacción (o más bien acción) es contraria al espíritu de las artes marciales. No hay más que ver que ni siquiera se ha estudiado el concepto referido a iniciar un ataque (tanto GO NO SEN como SEN NO SEN perciben un ataque y reaccionan). Nos referimos por tanto a algo diferente. Un gran maestro nos transmitió un concepto que nos parece ideal para exponer esta idea: el francotirador. En una situación como la descrita  unas líneas más atrás en la que puede producirse la agresión en cualquier momento debemos estar preparados física y mentalmente para actuar en el mismo instante en que produzca la agresión. Tenemos que estar apuntando y con el dedo en el gatillo, como un francotirador que espera un movimiento para disparar. Este es el concepto de Zanshin en algunas artes marciales japonesas y que está presente en todos los sistemas. Y todo artista marcial que ha practicado con asiduidad alguna forma de combate no preestablecido ha experimentado la sensación de que en alguna ocasión ha iniciado una acción en respuesta a un ataque incluso antes de que éste se haya producido. Podemos afirmar que a veces el ataque se intuye antes de que se produzca. Esta es la forma más difícil de anticipación, pero la más práctica también.
Por todo ello, parece evidente que una de las claves de la aplicación de las artes marciales al combate real está en la ejecución de las técnicas en el momento adecuado y que la anticipación es la auténtica esencia de las artes marciales.

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

Anuncios

3 comentarios en “La anticipación, la esencia de las artes marciales

  1. Pingback: Top 10 de artículos de artes marciales 2015 | BLOG KIDOKAN SEVILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s