Kata (forma): ¿una pérdida de tiempo?

Desde hace unos años, las artes marciales modernas han tomado un nuevo rumbo. Han surgido muchos sistemas de combate con métodos nuevos de entrenamiento y en muchos casos los métodos tradicionales se consideran anticuados. Algunos seguidores de estos nuevos sistemas consideran que la práctica de formas o katas no tiene sentido y que la mejor manera de prepararse para la lucha es enfrentándose a otro luchador, y cuando se les habla de practicar kata o formas suelen argumentar que es una pérdida de tiempo. ¿Y si tienen razón? Tal vez estudiando detenidamente qué son las katas podamos hallar una respuesta.

Desde que el hombre es hombre se ha enfrentado a otros, y la perspectiva de tener nuevos enfrentamientos en el futuro ha hecho que se prepare para ellos. Ya en la Edad Antigua la guerra era para muchos una forma de vida. Todos hemos oído hablar de la preparación que recibían los espartanos para la guerra, o los propios romanos. Recibían formación, a veces desde niños, para desenvolverse en el combate y la batalla, y ésta incluía rutinas de gestos predeterminados, ejecutados a veces al aire y otras con un compañero, basados en los principales movimientos que se realizaban en combate. Se automatizaban a través de la repetición de secuencias de movimientos como protegerse con el escudo mientras se atacaba con el pilum (especia de pica o lanza corta), cortes con la espada a las zonas más vulnerables del adversario, etc… codificando las prácticas y técnicas ya probadas en la batalla para instruir a las nuevas generaciones y contar con mejores guerreros.

Las formas de Tai Chi son un claro ejemplo de inclusión de las teorías médicas chinas en la práctica de artes marciales

Las formas de Tai Chi son un claro ejemplo de inclusión de las teorías médicas chinas en la práctica de artes marciales

En Oriente estas prácticas se basaban además en teorías tales como la de los meridianos, los cinco elementos, etc… Esto es muy evidente en las formas de Kung Fu y sobre todo de Tai Chi, que además de una aplicación marcial tienen otra faceta terapéutica al haber sido diseñadas en base a las teorías de la medicina tradicional china, pero en general las katas de karate, kenjutsu e iaido, etc… suelen también albergar principios y prácticas propias de éstas teorías.

Éstas secuencias, precursoras de las katas, se convirtieron en un medio excelente de recopilación del conocimiento y de enseñanza, especialmente teniendo en cuenta que en muchos casos los practicantes no sabían leer ni escribir, por lo que la transmisión escrita era poco eficaz. Así, las formas se convirtieron en un elemento trascendental en las artes marciales ya que cumplían originariamente dos funciones fundamentales:

– recoger las nuevas técnicas y estrategias que resultaban eficaces en la batalla y el combate de manera que no se perdieran

– transmitir este conocimiento a las nuevas generaciones

Hoy en día un artista marcial puede practicar casi a diario con compañeros bajo la tutela del maestro, ir a cursos, leer libros, ver videos… todo ello le ayudará a comprender su práctica diaria y a mejorarla. Sin embargo en los tiempos en que surgieron y se desarrollaron las formas no siempre se podía practicar con un compañero , ni ver frecuentemente al maestro, y no había cursos, ni videos, ni libros. Eran prácticamente la única fuente de aprendizaje y el principal método de práctica.  Los diferentes maestros plasmaron en ellas sus conocimientos, que además iban cambiando a medida que la guerra y la lucha lo hacían como consecuencia de nuevas armas, estrategias más elaboradas, etc… Las katas o formas eran un ente vivo que iban desarrollándose y perfeccionándose, transmitiendo de generación en generación la experiencia de los guerreros y su sabiduría en base a la eficacia real de la lucha. ¿Cabría pensar en esta época que practicar katas era una pérdida de tiempo? Evidentemente no.

Con el tiempo las sociedades fueron madurando y se sucedieron períodos de paz cada vez más largos. En estos tiempos en que la guerra no era una prioridad se dieron dos circunstancias que afectaron a la evolución de las katas. Por un lado el interés de los guerreros por la preparación para el combate fue dejando paso a la reflexión sobre la vida y la muerte y otras cuestiones relacionadas con la moralidad, la filosofía e inculso la religión. La práctica de las formas empezó a cumplir una nueva función y, más allá de la propia aplicación marcial,  se convirtió también en un medio para la introspección y un símbolo de la búsqueda del perfeccionamiento del carácter a través de la técnica. Las katas no solamente recogían y transmitían la esencia y la técnica propia del combate, sino que eran también un medio para mejorar la personalidad del practicante. Por otro lado, los artistas marciales no convivían ya como antes con la lucha y tenían una menor experiencia. Este hecho hizo que las katas no evolucionaran en base a la eficacia. El sentido original de los movimientos de las katas fue en algunos casos sustituyéndose por otros (unas veces más acertados y otras menos) que no estaban basado en la experiencia en la lucha, dando lugar a malas interpretaciones o perdiéndose.

Las katas de Judo fueron creadas por Sensei Jigoro Kano en el siglo XX basándose en el Jujutsu

Las katas de Judo fueron creadas por Sensei Jigoro Kano en el siglo XX basándose en el Jujutsu

En los últimos siglos esta tendencia ha crecido exponencialmente, ya que el combate cuerpo a cuerpo ha sido relegado a la defensa personal y ha perdido toda relevancia en la guerra, sustituido por las armas de fuego y los avances tecnológicos. Especialmente en el siglo XX, muchos maestros han destacado en su enseñanza el aspecto estético o físico de las formas, descuidando sobremanera su función original y en ocasiones convirtiéndolas en meras coreografías o ejercicios gimnásticos con muy poca aplicación a la batalla o al combate. Es cierto que desde el comienzo las katas han exigido del practicante ciertas cualidades físicas dependiendo del arte marcial correspondiente, desde la coordinación a la fuerza o la flexibilidad. Pero es sobre todo en el siglo pasado cuando los aspectos físicos de las katas cobra mayor relevancia debido a la obsesión de diversas naciones por la preparación física de la población (muchas veces con la finalidad de los ciudadanos más jóvenes estuviesen en buenas condiciones físicas en caso de guerra y otras como parte de programas médicos y de salud).

La competición de Karate ha contribuido enormemente a la deformación de las katas

La competición de Karate ha contribuido enormemente a la deformación de las katas

Se dan estos casos en el Tai Chi, el Karate, el Judo, el Kenjutsu, el Iaido… e infinidad de artes marciales, se han creado nuevas formas o versiones de formas antiguas que no están ya basadas en la vivencia real sino en integra  objetivos distintos, como la preparación física o la estética. Estas variaciones hacen difícil hoy en día poder afirmar cuál es el sentido original de las técnicas contenidas en una forma o de los principios que pretende transmitir. Es por todo esto que la función de los artistas marciales actuales ha cambiado respecto a los primeros maestros. Ellos plasmaron su experiencia y conocimiento de la batalla y del combate en las katas, y es nuestra labor hoy interpretarlas y extraer de ellas esta experiencia y este conocimiento.

A pesar de que el papel del artista marcial de hoy respecto a las formas ha cambiado, éstas han cumplido a lo largo de la historia y siguen cumpliendo tres importantes funciones:

– la transmisión de conocimiento basado la lucha real

– la preparación técnica y física para el combate

– la búsqueda de la mejora de la personalidad

Aprender a defenderse, prepararse para la lucha y todo ello dentro de una filosofía de vida ¿no pretenden esto todas las artes marciales? 

Y ahora, una vez aclarados el origen, la evolución y las funciones de las katas, podemos hacernos de nuevo la pregunta que nos ha llevado a esta reflexión: ¿es practicar katas una pérdida de tiempo?

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

 

Anuncios

18 comentarios en “Kata (forma): ¿una pérdida de tiempo?

  1. Muy buen articulo!!
    Es verdad que hoy en día los katas a nivel competitivo buscan mas la estética que la efectividad, pero todavía somos varios los que entrenamos focalizados en que lo que hacemos es un arte marcial y no un deporte.
    En mi opinión para nada es una perdida de tiempo, el repetir y repetir… logra que los movimientos se interioricen y cada vez sean mas naturales, dando rapidez y mejor técnica a los movimientos.
    Saludos

    Me gusta

  2. Antes del siglo XVII en China combates entre maestros (leitai) eran bastante populares. Después de unificación de la China gobernantes querían frenar desarrollo de estilos marciales reales, entre el pueblo chino prohibiendo leitai, persiguiendo maestros chinos que intentaban enseñar las técnicas eficaces de combate y apoyando los maestros que propagaban estilos donde buscaban más estética, que eficacia marcial real. Confucinos budistas y taoistas también contribuyeron que artes marciales se transformaron en técnicas de crecimiento personal o terapéuticas donde parte marcial era ya secundario. Así las artes simples y lógicas se convirtieron en sistemas místicas, donde por ejemplo cantidad de técnica de los cambios de palma tenia que ser igual que número de trigramas, o las formas de golpear eran divididos al 5 tipos según el número de los elementos. Así la práctica de taolu también pérdido cualquier sentido práctico. En época más antigua primeras ejersicios de entrenamiento que recuerdan más modernos taolu o katas, tenían sentido totalmente contrario a lo que ponen los maestros posteriores. Jian WU (Danza marcial o danza de salud) no era secuencia memorizada de defensa y ataque, si no era práctica de controlar “el movimiento interior” que es una expresión controlada corporal que tiene más en común con sombra de boxeo inglés moderno, danza de un shaman o improvisación en danza contemporánea que con los que ahora llamáis los katas o taolu.

    Me gusta

  3. En las artes marciales modernas, vemos que se retoma el aspecto de “pelea de sombra” de las katas. Un ejemplo es la forma lua de lima lama:

    Pero también notamos otras tendencias, incluso al nacionalismo, como en las formas de la ITF de taekwondo:

    Claro que quien se interese sólo en competir en MMA, puede omitir las formas.

    Me gusta

  4. La idea misma del “bunkai” se me hace un tanto absurda.

    Si un kata no es otra cosa que una rutina de pelea con la sombra, una rutina de kihon, pues, ¿por qué ha de ser necesario explicar específicamente para qué sirve?

    El bunkai como que empieza a surgir cuando el arte marcial ha evolucionado mucho, apartándose de sus orígenes, y éstos sólo se recuerdan en forma de secuencias (katas) que en el estado actual (no así en el estado original) del arte marcial parecen ininiteligibles.

    Pongamos el ejemplo de los katas modernos, de kick boxing. ¿Es necesario explicar estos movimientos?:

    [video]https://www.youtube.com/watch?v=74z6wtDrlr4[/video]

    Y ni se diga los katas con compañero. Ahí es claro que se trata de rutinas de sparring, y que el practicante puede ensayarlas con la sombra si está solo.

    [video]https://www.youtube.com/watch?v=VNHD_ptOULA[/video]

    No es necesario explicar “primero sombra y luego aplicación con compañero”, ya que se parte de la secuencia más lógica: “primero aplicación con compañero y luego sombra”.

    En los katas que parten de guardia de combate es evidente que se trata de series de entrenamiento:

    [video]https://www.youtube.com/watch?v=Oszn00TtC-0&list=PLAB5742ED30ABC044[/video]

    En cuanto a los katas especializados, de codazos o de pateo, también es obvio que no es de esperarse que en una pelea real se reproduzca la secuencia tal cual, sino que se trata de simples ejercicios de nemotecnia.

    [video]https://www.youtube.com/watch?v=d0vXNRci09s[/video]

    Los bunkai vienen cuando existen movimientos no tan obvios, como el desprendimiento más tettsui de la segunda kata pinan:

    [img]http://www.shinkitaikarate.ca/Scona/Glossary/T/tettsui%20otoshi%20uke/tettsui%20otoshi%20uke%20Tomiyama%20bunkai.jpg[/img]

    Ahí considero que los instructores deberían enseñar al alumno:

    a) Las cuatro direcciones básicas del tettsui, incluyendo golpeo contra costal o makiwara.

    b) Varios desprendimientos de toma de muñeca, seguidos por diversos contraataques.

    c) Ya una vez habiéndoles dado ese conocimiento previo, ensayar la secuencia del kata.

    d) En una cuarta fase, hacer el kata.

    Esto es: no se enseñaría primero el kata y luego en bunkai, sino al revés.

    Me gusta

    • En mi opinión, como creo que queda claro en el artículo, el kata no es simplemente una secuencia de movimientos. Y pienso que lo que no tiene sentido es hacer kata sin bunkai, es decir, sin una aplicación práctica. Dices que la idea de bunkai te parece absurda pero propones el bunkai de una kata; no me ha quedado muy clara tu postura. Pero estoy completamente de acuerdo contigo en que las katas no solamente se trabajan al aire, sino que se trabajan con el compañero. Tú propones practicar primero con el compañero y luego las kata. Me parece bien. Tamnién me parece bien lo contrario. Personalmente alterno este orden dependiendo de quién trabaja la kata y qué kata o secuencia es. Lo ideal es que técnica al aire y bunkai vayan de la mano, eso sí me parece evidente. Gracias por dar tu opinión.

      Me gusta

  5. Creo que el concepto de kata en karate debemos ubicarlo el el “Do” de karate do, es decir el camino de la vida; nos sirve para memorizar, coordinar, respirar, estirar músculos y tendones a través del movimiento. Los karatekas mayores tienen en el kata una herramienta anti alzheimer. Diríamos karate do para la salud. Sin olvidarnos que en una caso de coflicto surgiría de nuestro interior el concepto de Arte Marcial que está implícito en los katas

    Me gusta

  6. Nadie me ha dado una explicaciòn satisfactoria de para qué sirve poner los pies juntos y los puños en la cintura en la kata heian o pinan 3. Quizá en algún tiempo esa postura la usaba algún vigilante, o tal vez tenga un sentido esotérico. Ocurre lo mismo que con las religiones: a veces se repiten ritos sin que quien los repite sepa lo que está haciendo.

    Me gusta

    • Nosotros lo consideramos un kamae, es decir una guardia. No es que deba ser aplicado literalmente, pero en este caso representa un concepto: inicita al adversario a atacar al vientre y a la vez prepara para recibir este ataque. La kata realiza precisamente una secuencia defendiendo un ataque a esa zona. Ocurre lo mismo en ocasiones con Manji Uke. Incita a un ataque jodan y la continuación de la kata a veces (Heian Godan o Kanku Dai, por ejemplo) es una defensa frente a un ataque a esta altura. También el Goshi Kamae incita al adversario atacar, a cualquier nivel, pero mantiene al ejecutacte preparado para realizar una defensa y ataque simultáneos. Ésta es al menos la idea que nosotros aplicamos. Algunos maestros de karate del siglo XVII en adelante practicaron también Kenjutsu y tan vez de ahí provenga esta idea de kamae (incluso el makiwara?). Espero haberte ayudado. Tal vez los kamae puedan ser motivo de un artículo en el futuro. Gracias por la idea!!!

      Me gusta

  7. Pingback: Top 10 de artículos de artes marciales 2015 | BLOG KIDOKAN SEVILLA

  8. Pingback: ENCUESTA: ¿qué sentido tiene practicar formas en artes marciales? | BudoBlog de Artes Marciales

  9. Pingback: ENCUESTA: ¿qué sentido tiene practicar formas en artes marciales? | Renshu, Aprender Artes Marciales y Defensa Personal Online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s