ENCUESTA: ¿es positivo o negativo que un arte marcial participe en los Juegos Olímpicos?

El próximo 30 se Septiembre una Comisión formada por dirigentes políticos, deportivos y empresariales japoneses, se reunirá para decidir qué deporte o deportes serán sugeridos por el país nipón al Comité Olípico Internacional para su inclusión en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. Entre los ocho candidatos hay dos artes marciales: el Karate y el Wushu.

Ya existen además dos artes marciales, el Judo y el Taekwondo, que forman parte de los Juegos Olímpicos edición tras edición.

La pregunta que queremos plantearos es: ¿es positivo o negativo que las artes marciales participen en los Juegos Olímpicos?

Por un lado hay quienes consideran que la difusión que supone la participación en los Juegos ha sido determinante para el desarrollo del Judo y el Taekwondo a nivel mundial, y que el Karate o el Wushu podrían experimentar un gran aumento de practicantes si llegase el caso. Además el apoyo institucional al deporte es muy importante, lo que podría repercutir en ayudas económicas y mejores condiciones de práctica para las escuelas.

Otros sin embargo piensan que es posible que inicialmente sí se produzca un aumento de practicantes, pero éstos se acercarán a las escuelas con la intención de practicar solamente el aspecto deportivo que se verá en los medios de comunicación, y que será un golpe duro para las ramas más tradicionales, convirtiendo definitivamente en deporte lo que fue un arte marcial. También dicen que a medio plazo, el número de practicantes podría descender, reduciéndose solo a aquellos que tengan cualidades para rendir a alto nivel en la competición.

Por último tenemos a aquellos que opinan que la inclusión de un arte marcial en las olimpiadas sería beneficioso para sus federaciones y deportistas, pero no afectaría a las escuelas más clásicas o que no contemplan la competición, eligiendo cada practicante la orientación que quiere dar a su entrenamiento o práctica.

Pero es tu opinión la que queremos conocer, por eso te preguntamos:

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

Anuncios

2 comentarios en “ENCUESTA: ¿es positivo o negativo que un arte marcial participe en los Juegos Olímpicos?

  1. Cuando un arte se orienta a la competición, tiende a depurar las técnicas que se usarán en ella. Y eso es positivo. Es obvio que un taekwondoín olímpico que se la pase horas perfeccionando su patada circular alta con métodos modernos, la aplicará mejor que como hubieran soñado aplicarla los viejos maestros de China o de Okinawa.

    Lo malo es que, al centrar su tiempo y atención en esas técnicas, se van descuidando las demás técnicas, las que no son de competición, a veces al grado de ser olvidadas por completo. Así, ese mismo taekwondoín olímpico puede ni siquiera saber que existe el golpe de pico de grulla, o el bloqueo con la muñeca o koiken uke. Quizá algunos de esos recursos los vio algún día al entrenar un paso de combate para obtener alguna cinta, pero ya se le olvidaron. Después de todo, un recurso que se entrene dos días en un lapso de cuatro años (golpe de pico de grulla) es más fácil que se olvide, que uno que se entrene varias horas al día (patada circular alta).

    Incluso eso se ve en los katas. Cuando a un practicante le interesa competir en katas, en lo que se fija es en que su shuto uke (por ejemplo) tenga perfección técnica para que se vea estético. Pero no se pone a pensar en que si no ha endurecido el canto de la mano, si algún día tuviera que aplicarlo en una pelea real, podría quedar lastimado. Eso no parece interesarle mucho. Incluso en un bunkai puede hacer pasar su shuto uke como técnica de proyección, aunque pareciera absurdo por la diferente biomecánica que implicaría ese movimiento.

    Lo lógico en aras de la eficiencia marcial sería lo inverso: preocuparse primero por endurecer el canto de la mano; luego por aplicar golpes con el canto de la mano; después centrarse en utilizar esos golpes como bloqueo; ya después en aplicar esos bloqueos junto con otras técnicas, en secuencias preestablecidas o improvisadas. Y ya sólo en último lugar estaría el buscar el atractivo artístico de esos movimientos y esas secuencias. Fijarnos sólo en el último eslabón de la cadena y obviar los anteriores, degrada al karate a ser un tipo de danza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s