Ki (Chi): de la visión global a la personal

En muchas artes marciales está presente el concepto de Ki o Chi. Pero a pesar de ello es un concepto complicado y difícil de entender. Es más, tal vez no hay una única idea de Ki (Chi). Te proponemos hacer un recorrido por diferentes visiones de lo que puede ser el Ki (Chi), y desembocar en tus propias conclusiones. Hemos expuesto aquí una opinión personal que puede o no coincidir con la tuya, pero que esperamos te anime a continuar la reflexión y la investigación.

El Chi en China
En China es probablemente donde surge la idea de Chi. Desde una perspectiva general, existen tres tipos de Chi: el Chi del cielo, el Chi de la Tierra y el Chi del Hombre (de las personas). Se ha estudiado la relación entre unos y otros, pero mucho más en profundidad en Chi del Hombre. Éste recorre el cuerpo a través de una serie de canales o meridianos y nutre de vida todas las partes de nuestro cuerpo, especialmente los órganos y vísceras. Existen además dos manifestaciones de este chi, una yin y otra yang. Esta energía puede  controlarse, dirigirse e incluso manipularse por diversos medios, como el chi kung, la acupuntura, técnicas de digitopuntura, etc… En artes marciales puede emplearse en tres direcciones: para mejorar la salud, para hacer más eficaces las técnicas o para dañar a enemigo a través de una manipulación de su Chi.

Es el concepto, en cualquier caso, algo concreto, palpable y manipulable. Yo diría que algo físico.

El Ki japonés

El Ki en Japón es algo diferente, más abstracto. Podría decirse que se reconoce un Ki Universal y un Ki individual, y el trabajo del Ki no está tan destinado a la manipulación de la energía propia, sino a la armonía de ésta con la del Universo.

El Ki individual es casi una cuestión espiritual. Los meridianos quedan desdibujados en favor de la focalización de la energía en el Hara (abdomen) y su fluir a través de las extremidades.

El Ki universal es considerado la energía que rige el mundo. Probablemente pueda achacarse esta percepción a la influencia del Shintoismo, que rinde culto ,entre otras cosas, a la naturaleza.

Por último, la armonía que se busca entre el Ki individual y el universal está relacionada por un lado con el autocontrol y con la unión entre cuerpo-mente-espíritu, y con los principios del cuerpo y el movimiento. En este sentido es en el que el Ki juega un papel importante en las artes marciales japonesas: por un lado en su faceta espiritual, relacionado con el Do, y por otro en relación a la armonía con el entorno, con el adversario y con los principios del movimiento.

Una aproximación occidentalizada al concepto

Desde el nivel subatómico hasta el cosmológico, extiste una interacción permanente entre los elementos que componen el universo. Las fuerzas gravitatorias y cuánticas, las múltiples manifestaciones de la energía, los campos electromagnéticos, las ondas, etc… todo ello pone de alguna manera orden en el caos, y establece un equilibrio. En un sentido amplio, estas manifestaciones físicas y otras que aún tal vez aún no hemos descubierto (la mente humana, por ejemplo, sigue siendo en gran medida una desconocida) pueden asemejarse mucho a una concepción del Ki como la japonesa.

En cuanto a la vertiente más “palpable” del Chi en el cuerpo humano, en muchos casos se ha tratado de relacionar los puntos de acupuntura y el recorrido de los meridianos con partes del sistema nervioso, linfático o circulatorio para relacionarlo con el conocimiento científico occidental. También se ha estudiado el Chi considerando las ondas electromagnéticas que al parecer recorren nuestro cuerpo, aunque éste es quizás un camino por explorar en más profundidad. Las proezas físicas de algunos practicantes de Chi Kung (lo monjes Shaolin son el ejemplo más conocido), que se achacan al dominio del Chi, se han explicado en términos de aplicación de la fuerza, endurecimiento óseo y muscular, etc…

En occidente se trata de encajar la idea de Ki o Chi en los estrictos paradigmas científicos.

Una visión personal

En base a estas reflexiones y, sobre todo, a las propias, todo artista marcial tendrá una interpretación personal de lo que es el Ki o Chi. Y si no es así, debería tenerla. Yo he ido (i sigo) formando la mía, basada en mi experiencia y en el estudio, ambos en mi caso todavía bastante insuficientes. Aún así, voy a atreverme a transmitir mi visión de esta cuestión, a la que he llegado después de algunos años de análisis.  No porque la considere completa  o definitiva, sino para conseguir, tal vez, ayudar a otros a profundizar en la suya.

Para mi es innegable que las terapias de la medicina tradicional china, en determinados casos y circunstancias, funcionan. ¿Demuestra que las teorías del Chi son ciertas? Pienso que no. Estas terapias (acupuntura, fitoterapia, moxa, chi kung, etc…) se basan en la experiencia. Los puntos de acupuntura son fruto del ensayo error con pacientes (se dice que con presos condenados también) durante mucho tiempo. Es por tanto lógico que los resultados sean positivos. Sin embargo, tal vez se ha tratado de explicar estos resultados de manera errónea. El filósofo griego Anaximandro defendía que el cielo era una bóveda física rodeada de fuego, y que las estrellas eran agujeros que permitían ver la luz de ese fuego exterior. Ahora sabemos que no es así, pero con el conocimiento científico de la época era una explicación plausible. Tal vez las teorías del Chi sean una explicación incorrecta de unos hechos que sí son ciertos.

Por otro lado, entiendo el concepto de Ki japonés como una cuestión de equilibrio. El Ki universal sería el conjunto de fuerzas que rigen la naturaleza, y el Ki individual se manifiesta cuando se unen una serie de elementos coordinados entre sí: la respiración, el movimiento acertado, el momento oportuno, la aplicación adecuada de la fuerza, la precisión, el estado físico y psicológico óptimo, la concentración, etc… y todo ello en perfecta armonía con lo que nos rodea y afecta, ya sea el medio o el adversario. No está lejos mi concepción de la del Japón, pero no concibo una energía universal, quizás mística, sino más bien el empleo útil de las leyes físicas que la ciencia describe.

No creo por tanto en una energía universal, sino en principios concretos que trabajados y aplicados adecuadamente desembocan en unos resultados positivos, ya sea en el ámbito de la salud o de la aplicación marcial. Sin embargo, considero el estudio del Chi o Ki fundamental para un artista marcial. Por un lado porque la propia práctica de nos dará las claves para entender estos principios, y por otro porque los maestros probablemente transmitieron sus enseñanzas teniendo en cuenta estas teorías energéticas, y su análisis puede ser importante para comprender su legado.

¿Y tú, qué piensas?

 

Bibliografía

Yang, Jwing Ming (2005). “Taijiquan, estilo Yang clásico”.Arkano Books. Móstoles (Madrid).
Ueshiba, Kisshomaru (2006). “El Espíritu del Aikido”. Dojo Ediciones. Móstiles (Madrid)

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

 

Anuncios

2 comentarios en “Ki (Chi): de la visión global a la personal

  1. Pingback: La cadena cinética en las artes marciales | BLOG KIDOKAN SEVILLA

  2. Pingback: Kime, la optimización de la energía | Blog de Artes Marciales Kidokan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s