Curso con Sensei Pere Soler : Kenjutsu y Jujutsu, la base del Budo

Foto de grupo de los asistentes al curso, fundamentalmente de las escuela Kobukan, Bujutsu Dojo y Kidokan

Foto de grupo de los asistentes al curso, fundamentalmente de las escuelas Kobukan Dojo, Bujutsu Dojo y Gimnasio Kidokan

Una vez  más, el pasado Sábado 31 de Octubre en el en Centro Deportivo Municipal de San Pablo, hemos podido disfrutar en Sevilla de la presencia y las enseñanzas de Sensei Pere Soler, en un curso organizado por Sensei José Navarro (Kobukan Dojo) y Sensei Mario Ferrer (Bujutsu Dojo). Ambos imparten clases, entre otros centros, en el Gimnasio Kidokan de Sevilla Este, y entre los asistentes se encontraban algunos de nuestros alumnos.

El contenido del evento ha girado en torno a los que pueden considerarse los dos pilares fundamentales del Budo: el Jujutsu y el Kenjutsu. El maestro Pere es alumno directo del Sensei Kai Kuniyuki, considerado por sus amplios conocimientos de las artes marciales tradicionales japonesas Tesoro Viviente por el país nipón. Kai Sensei ha condensado sus conocimientos en la escuela Yoshin Ryu, que incluye como disciplinas fundamentales el Jujutsu, el Kenjutsu, el Hanbo Jutsu y el Tanbo jutsu, englobando diferentes escuelas, tanto amplias y conocidas como más pequeñas o minoritarias.

Durante la celebración del curso, el maestro ha destacado la importancia de “no usar cajones” en las artes marciales, y no practicar de forma separada kenjutsu y jujutsu (y otras disciplinas), de manera que “da igual qué arma tengamos en las manos o si no tenemos ninguna, porque los principios, los desplazamientos, el uso del cuerpo… son los mismos”.

Sensei Pere soler ejecutando una técnica de Kenjutsu con Sensei Mario Ferrer

Sensei Pere soler ejecutando una técnica de Kenjutsu con Sensei Mario Ferrer

Esta idea se vio claramente ilustrada en el trabajo realizado, de manera que algunas de las técnicas de Kenjutsu practicadas por los asistentes, de la escuela Yoshin Ryu,  empleaban en ocasiones la tsuka (empuñadura) a modo de tanbo, o la hoja como un jo o un hanbo. De hecho, la otra escuela presentada fue la Shinto Ryu, que forma parte precisamente de una escuela más amplia de Jojutsu, la Shindo Muso Ryu. Se practicaron las primeras cuatro katas, caracterizadas por su valor estratégico y por incluir numerosos cortes a las muñecas y a los flexores de las manos. El maestro insistió en la importancia de Makoto (sinceridad) en la práctica, de manera que el trabajo con el compañero sea lo más concentrado y auténtico posible a través de la correcta etiqueta y las propias técnicas, de manera que favorezca el mutuo aprendizaje.

Demostración de jujutsu de Sensei Pere Soler con Sensei Miguel Ángel López como uke

Demostración de jujutsu de Sensei Pere Soler con Sensei Miguel Ángel López como uke

En cuanto a Jujutsu, los asistentes pudieron practicar hasta 10 de las 12 técnicas correspondientes al nivel Shoden de la escuela tradicional Asayama Ichiden Ryu, “una escuela directa practicada por samurais de bajo rango”, como señaló el Sensei Pere, basada en el uso de la cadera, el hara y las palancas. La ejecución de estas técnicas se realizó frente a diferentes tipos de atemi y agarre, tanto con una como con dos manos, pero generalmente a las muñecas. Mostró además como las técnicas están diseñadas para, una vez reducido el oponente, estar en clara disposición de hacer uso del wakizashi para darle muerte, que es el objetivo último del jujutsu practicado por los guerreros japoneses. De hecho, al practicarse por samurais inferiores que no portaban katanas largas, sino únicamente wakizashi, más corto, estas técnicas pueden realizarse empleando la tsuka (empuñadura) para presionar o luxar, ya que solía ser precisamente objeto de estos agarres.

Por último, es conveniente reseñar como Sensei Pere transmite en cada curso su idea de budo, narrando sus experiencias y exponiendo su visión de las artes marciales. Para ilustrarlo en esta ocasión, puso el ejemplo del fundador del Aikido O Morihei Ueshiba, que basó su arte en el la escuela de jujutsu conocida como Daito Ryu Aikijujutsu, comparando su evolución marcial con “una montaña, dónde la subida es dura y la bajada suave” de manera que en las artes marciales la práctica es dura hasta que el cuerpo empieza su descenso, momento en el cual los conocimientos y la experiencia nos permite que la práctica sea suave y eficaz. También respecto la eficacia comentó que “aunque ha de buscarse la eficacia, ¿cuántas horas practicas al año?¿y cuántas veces te ataca alguien?” en referencia a que el Budo es mucho más que la mera eficacia de las técnicas y que debemos buscar en él mucho más.

Un gran curso impartido por un gran maestro, que logra en cada ocasión transmitir su alma de budoka a través del la técnica y el conocimiento.

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s