Grados en artes marciales: 3 sistemas para establecer la jerarquía

martial-arts-belts-rank-episode

Cuando alguien pregunta si practicas algún arte marcial y respondes afirmativamente, casi siempre surge otra cuestión: ¿Y qué cinturón eres? Seguro que si eres artista marcial te ha pasado muchas veces.

Uno de los temas que reciben más atención en artes marciales, el de los cinturones y los grados; y normalmente se les da más importancia de la que merecen ¿o no? La verdad es que suelen servir para posicionar a cada uno dentro de su arte, su organización o su escuela. Son lo que pone a cada uno en su sitio, y dictamina quién tiene más habilidad o más nivel. En esta ocasión no vamos a discutir su auténtico valor, sino a describir 3 sistemas que se emplean para medir el nivel de un artista marcial y asignarle su lugar dentro de un sistema o una escuela.

  1. La estructura familiar: el linaje

Recreación cinematográfica de una escuela de Kung Fu, con el maestro a la cabeza

En las artes marciales chinas no ha existido, tradicionalmente, una uniformidad en cuanto a los grados. A diferencia de las japonesas, su enseñanza no siempre ha estado muy estructurada. Pero esto no quiere decir que en las escuelas no existiese una jerarquía. La estructura interna de las escuelas solía corresponderse con la de una familia (de ahí el empleo de la palabra linaje), y la posición del alumno en el grupo estaba más basada en su relación con el maestro que en su habilidad.  Por ejemplo,  el practicante que llevaba más tiempo perteneciendo a la escuela o linaje, era considerado por el más novel literalmente como “hermano mayor”  o “si-hing”, en chino. Y era así siempre, independientemente de su edad y nivel, hasta que un alumno, después de mucho tiempo de practica y generalmente con el consentimiento de su maestro, decidía formar su propio linaje. De hecho la palabra ”shi-fu”, que suele hacer referencia al maestro en las artes chinas,  significa “padre de enseñanza”.  Pero muchas escuelas de kung fu han adoptado el sistema de graduación mediante fajas o cintas de colores, creado en el siglo pasado para las artes marciales japonesas, pero que al parecer debe ser más funcional en los tiempos que corren.

Escena de lucha de Kung Fu (de la película "Hero")

Escena de lucha de Kung Fu (de la película “Hero”)

Como curiosidad, hace poco leí un artículo escrito por Sam Masich, en el que cuenta como en un sistema de lucha chino, llamado Shuaijiao, solían organizarse encuentros en campos bastante sucios, por lo que las ropas de los luchadores siempre se ensuciaban. Vestían una chaqueta con una faja en la cintura, y la tradicionalmente no se lavaba la faja, por miedo a que el lavado se llevara la experiencia. Un luchador que hubiera peleado mucho, es decir, un experto, tendía la faja muy sucia, seguramente casi negra. Ves a dónde nos lleva eso ¿no?

2. El método kyu/dan: los cinturones de colores

Puede que esta circunstancia diera pie al método de graduación  más extendido actualmente, es decir, sea el sistema de grados Kyu/Dan. Es básicamente el que emplea cinturones de colores (considerados grados Kyu), que van desde el blanco hasta el negro y determinan el nivel del practicante: el principiante usa el blanco (6º Kyu) y a medida que va progresando se va oscureciendo, pasando por el naranja, el verde el azul y el marrón (1er Kyu). A veces se considera que hay varios Kyu en el Cinturón Marrón, y en algunas artes o escuelas cambian el orden de los colores, introducen un cinto más de color violeta, etc…

El color naranja en el cinto suele corresponder al 4º kyu

El color naranja en el cinto suele corresponder al 4º kyu

A las personas con grado Kyu se las llama en japonés Mudansha. Una vez superada esta fase se considera que el alumno tiene una base física, técnica, y moral, suficiente para ser considerado Cinturón Negro o 1º DAN. Y a partir de ahí se establecen 10 danes (a veces 5) que también definen el nivel del practicante. A los Cinturones Negros se les llama en japonés Yudansha.

Este estratificado sistema, parece que está inspirado en el milenario juego de mesa chino conocido como GO, y fue introducido en el Judo por su fundador Jigoro Kano. Posteriormente fue implantado en otras artes marciales japonesas por recomendación (o imposición) del organismo estatal correspondiente, la Dai Nippon Butoku Kai, de la que Kano fue presidente. Esta organización otorga también ciertos reconocimientos a maestros de artes marciales que aportan algo especial a sus sistemas. Estos títulos, que se llaman Shogo, son:

  • RENSHI.- es el reconocimiento de “persona pública” y es necesario ser 6º Dan y tener, al menos 40 años. Es un título equiparable a una Licenciatura.
  • KYOSHI.- O “persona que enseña”. La edad y grado mínimos son 48 años y 7º Dan. Equivaldría a un Máster universitario.
  • HANSHI.- Es “persona ejemplar” y debe tener al menos el 8º Dan y 58 años o más. Es como un Doctorado universitario.
  • MEIJIN.- “Gran Persona”. Es el grado más alto que otorga la Dai Nippon Butoku Kai. Sólo unos pocos Hanshi ostentan este honor, y son personas que han consagrado su vida a las artes marciales y a su comunidad.
1351873557

Cinturón Rojo y Blanco que se usa a partir de 6º Dan

Por supuesto el cumplimiento de los requisitos es condición indispensable, pero no supone obtener el grado automáticamente. La Dai Nippon Butokukai hace un estudio de los aspirantes y rechaza a la mayoría, aceptando únicamente a aquellos que considera dignos merecedores del título. Por desgracia, otras asociaciones han adoptado la misma terminología, llamando Renshi a todo 6º Dan, Kyoshi a los 7º Danes… incluso a partir de 6º Dan a veces se usa un cinturón blanco y rojo en lugar del negro. También el 10º Dan suele representarse por el Cinturón Rojo.

Personalmente, no me gustan este tipo de cinturones. Prefiero la elección que hacen otros maestros, como Atsuo Hiruma, que ostenta el grado más alto de la escuela Shotokai y usa el cinturón blanco para reivindicar la humildad que debe presidir la práctica de las artes marciales.

3. El sistema Menkyo: los makimono de los koryu

Pero como hemos señalado, el sistema de cintos de color es relativamente moderno. Lo cierto es que en la antigüedad, existían en Japón otros métodos para determinar el nivel de un guerrero en una disciplina determinada. Un claro exponente es el sistema Menkyo o de licencias de enseñanza. Se usaba en las antiguas artes de lucha japonesas (también llamadas Koryu Budo), y algunas escuelas tradicionales se sigue empleando en la actualidad.

Makimono (pergamino enrollado) de un Menkyo

Makimono (pergamino enrollado) de un Menkyo

Consiste en ir otorgando al practicante diferentes autorizaciones o licencias para explorar ciertos aspectos del arte, practicar nuevas técnicas y finalmente transmitirlas. Estas licencias (que suelen otorgarse en un pergamino enrollado o makimono) se obtienen cuando se alcanza cierto nivel de ejecución y/o comprensión del sistema, y conllevan, además de derechos, ciertas responsabilidades.

Es verdad que de una escuela a otra puede haber grandes variaciones en cuanto a los menkyo que se otorgaban. Pero podemos hacer un resumen que sirva al menos como modelo para hacernos una idea.

  • SHODEN MENKYO: Es primer nivel, el más básico. El alumno conoce y aplica los principios elementales de la escuela, domina las técnicas fundamentales, y tiene una preparación física adecuada. En cuanto a la aplicación práctica de las técnicas, es la más evidente y obvia ( este nivel es también conocido como Omote). Podríamos decir que es el equivalente a un 1er. o 2º Dan en el sistema moderno. Aun no se le permite enseñar.
  • CHUDEN MENKYO: Entramos en un nivel intermedio, una etapa de maduración, de comprensión de lo aprendido. Se busca el perfeccionamiento, a nivel práctico se empieza a explorar y estudiar otras opciones no tan evidentes (a este nivel se le denomina Ura, que hace referencia a la técnica oculta). Puede actuar como ayudante o asistente del maestro. Sería un 3er. 4º o 5º Dan en el otro sistema.
  • OKUDEN MENKYO: El practicante conoce el significado profundo de las técnicas, las cuales adapta a su práctica u objetivo, dando un enfoque más personal a la práctica. En cuanto a aplicación, prima sobre todo el prever o saber anticiparse a la reacción del adversario, así como reconducir la de sí mismo. Esta licencia le permitirá enseñar. Podemos compararlo con un 6º, 7º u 8º Dan.
  • KAIDEN MENKYO: Licencia de transmisión completa. El artista marcial domina todos los principios y facetas de la escuela. Le será posible suceder al maestro, así como fundar su propia escuela, con un nombre distinto al de éste. Esto conduce a cerrar un círculo, y a volver a comenzar, ahora como maestro principal, o Soke. Sería parecido a un 9º o 10º Dan.

 

En definitiva,  la enseñanza antes era mucho más personalizada. Se centraba en la relación maestro-alumno y en el papel que cada uno desarrollaba dentro de la escuela. La destreza no era el factor determinante. Pero con la práctica masiva de las artes marciales, la relación personal desapareció. El sistema de grados más extendido actualmente establece una jerarquía basada en una demostración más o menos física para la obtención de títulos y grados, casi  al margen de todo lo demás. Los artistas marciales modernos, sin duda, hemos salido perdiendo ¿no te parece?

Antonio Camacho Arcas

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

banner bajo

 

REFERENCIAS

Asociación Shobukai Colombia : “Significado de Menkyo” Profesor Néstor Figeroa

Página web del maestro Sam Masich

 

Anuncios

11 comentarios en “Grados en artes marciales: 3 sistemas para establecer la jerarquía

      • En un momento dado, si a algún instructor de boxeo le viniera en gana, podría establecer un sistema de cinturones. Suena absurdo, pero se ha hecho en full contact.

        Y podría exigir a sus estudiantes aplicaciones de boxeo a la defensa personal, y hasta saber un poco de grappling.

        En lucha libre sí se ha hecho algo parecido; se han formado sistemas híbridos con el hapkido, por ejemplo. Zebra Kid lo ha hecho. El mismo catch de Sakuraba es bastante híbrido.

        Para mí, lo importante es que los sistemas sostengan su eficiencia en torneos, en particular de MMA. Cubierto ese requisito, poco importan las innovaciones, tradicionalismo o rituales. El sambo fue innovador al usar trabillas para los cinturones y zapatillas, alejándose del judo, y sin embargo, peleadores como Fédor no nos permiten tildar al sambo de “farsa” o algo así.

        Me gusta

  1. El ultimo proposito del arte del arte del karate descanza no en la derrota o la victoria, sino en la perfección del caracter de cada uno de sus practicantes. OSS!

    Me gusta

  2. Cada cual lleva su propio color dependiendo de lo que hayas adquirido para tus necesidades o superacion interior. Lo importante no es el color que llevas puesto , es el color que reflejes hacia los demas con tu energia.

    Me gusta

  3. Me gusta mucho tu artículo, realmente pone en perspectiva que el camino es largo para “cerrar el círculo” pero vale la pena recorrerlo. Estaría yo en la etapa Shuden Menkyo. Gracias por compartir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s