Hentona Sensei: karate y kobudo por bulerías

Okinawa, años 50. Un joven practica sus katas de karate diligentemente cuando escucha un sonido que le es extraño. Es parecido a otros que ya conoce, pero tiene carácter propio. Es especial, diferente. El joven se llama Choyu Hentona, y esa música que le enamora brota de las cuerdas de una guitarra española.

img_5433

El maestro Choyu Hentona compartiendo  sus profundos conocimientos de Kobudo (Foto: RaiderStudio)

Así podría comenzar la hermosa historia de este peculiar maestro de karate y kobudo, afincado hoy en Madrid. Como él mismo nos contaba, desde niño las artes marciales formaron parte de su vida, y a través de su abuelo tomó contacto con los sistemas de combate.

“Mi abuelo tenía mucho conocimiento de karate, kobudo… y también un poquito de filosofía, medicina oriental, acupuntura… y yo de pequeño siempre escuchaba a mi abuelo. Y el karate y el kobudo eran obligatorios como okinawense, como los andaluces y sevillanos bailan todos, más o menos, sevillanas.”

Mientras aprendía a luchar con su abuelo, este le contaba historias de la época de la dominación samurai, y de como los habitantes de la isla tuvieron que encontrar una forma de protegerse frente a los invasores:

texto“Los samurai abusaban del pueblo. Es la historia del mundo. A veces, borrachos, violaban a las mujeres, etc… entonces la gente tenía que defenderse. No podían estar siempre llorando. Se preparaban a escondidas contra los samurai. Por eso el tonfa, el nunchaku… han mejorado de manera increíble y es un arte marcial tan complicado. Y para desarrollar este arte marcial contra los samurai había que practican mucho. Como mínimo tenían que tener el mismo nivel o más que los samurai, porque si no los mataban”

hentona-sai-1

Hentona Sensei, Cinturón Negro 9º Dan de Karate Goju Ryu y Kobudo

Como muchos otros, después de haber practicado con su abuelo, se acercó a un Dojo, en este caso Dojo el del maestro Seikichi Toguchi (1917-1998), alumno directo de Choyun Miyagi y Seiko Higa. Luego también practicó con el maestro Katsuyoshi Kanei (1917-1993), con el que profundizó en la práctica del Kobudo. Sobre la relación entre karate y kobudo el maestro Hentona nos decía que:

texto“Algunos maestros practican solo karate. Otros maestros practican karate y kobudo. Depende de la persona. No a todo el mundo le gusta la misma comida. Cada uno tiene sus gustos y su cultura. Para mí, saber solo la parte de karate es bueno, pero saber la otra es complementario. Mi abuelo decía que el karate y el kobudo son como las ruedas, y el cuerpo es el coche. Si no tiene ruedas el coche no corre. Son como un matrimonio, marido y mujer, novio y novia… yin y yang: equilibrio.”

Algunos maestros japoneses recalaron en nuestro país por cuestiones laborales, pero motivos por los que vino a España Choyu Hentona fueron mucho menos convencionales:

texto“Mi padre era muy bueno tocando el samisen, que es como una guitarra japonesa. Yo de pequeño escuchaba a mi padre toda la noche tocando y cantando y pensaba ¡qué pesado!
Yo lo odiaba. A mi me gustaba el sonido de la guitarra española. Entonces, un día conocí a un bailarín que se llamaba José Miguel. Vinieron a Okinawa invitados por la base americana, e hicieron una exhibición para nosotros los okinawenses. Cuando vi por primera vez un bailarín, un “cantaó”, y escuché un taconeo, un rasgueado… ¿ese sonido imposible de dónde viene? Me sorprendió que el sonido era como una pelea. Yo no veía baile, veía un combate. ¿De dónde viene? De España. Para mí España estaba en sudamérica, al lado de Méjico o Argentina. No esperaba que estuviera abajo de Francia. Así conocí que en España se jugaba al fútbol, la paella… y estudié español. Pero cuando llegué prácticamente no hablaba nada. Y vine por la música, por el flamenco.”

Puede parecer extraño que un okinawense a mediados del siglo XX pudiera sentir tal pasión por la música española. Pero Hentona Sensei tiene una personalidad muy especial, como demuestra su percepción del karate practicado hoy en occidente respecto al que se practica en Japón y Okinawa:

img_5273

Hentona Sensei demostrando el manejo del Bo (Foto: RaiderStudio)

“El karate hoy día ya no es ni de Okinawa ni de Japón. Es para el mundo, cultura del mundo. Todo el mundo piensa que los nacidos en Okinawa o en Japón son mejores. No. Hace ya medio siglo que el karate y el kobudo llegaron a Europa, prácticamente igual que a Japón, que hace 70 u 80 años. Y aunque en Okinawa se practican hace siglos, no ha mejorado ni se ha desarrollado, porque a ser la cuna de estas artes marciales no ha roto los tabiques. Cuando la juventud trataba de sacar nuevas técnicas los viejos tradicionales los cortaban. Por esto en España hay muy buen nivel e incluso más.”

En la misma línea, su visión de la tradición y de la evolución en las artes marciales puede considerarse poco convencional tratándose de un maestro okinawense:

texto“Lo tradicional, lo antiguo.. es bueno. Hay que preservarlo. Es lógico. Y los karatekas modernos tienen que practicar mucho la base. Pero con esta base y con su talento, su físico, y todo, hay que sacar su propio arte. Que no sea siempre “yo te enseño”. Algunos alumnos, algunos hijos, tienen muchísimo más talento. Ahí está el desarrollo del mundo de la
cultura. Pero a muchos japoneses y okinawenses esto no les gusta. Aquí, en el flamenco, antes cuando salió Paco de Lucía, algunos viejos le llamaban “uñas de gato” porque textotocaba demasiado rápido. Al principio no se lo permitían. Y decían “eso no es flamenco”.  Por eso yo, contra esto, hago música quejándome, criticando. Haciendo solo lo tradicional, personalmente, me aburro.”

Efectivamente, Choyu Hentona hace música. Y no solo toca la guitarra española, sino que a través de la Embajada de Japón en España realizó una demostración en el Teatro Real de Madrid en la que adaptó las formas del karate y el kobudo al ritmo de diferentes palos del flamenco.

El maestro Hentona a la guitarra en la cena tras el Campeonato de España de Kobudo 2016

El maestro Hentona a la guitarra en la cena tras el Campeonato de España de Kobudo 2016

“Llevo 45 años dando clases y cursillos. Y al final, siempre decimos “tradicional, tradicional”. Cuando joven me gustaba mucho esta palabra. Parece mucha cultura, era mi imagen… Pero ahora que soy mayor miro al futuro… soñando. Como soy viejo y me voy acercando al cielo, pienso que “antes de morir, algo tengo que inventar”.  Y encima me gustaba la guitarra española, así que empecé con la farruca, las bulerías… hasta el tango. Con esta base de flamenco, yo he adaptado mi karate y el manejo de las armas. Y a la gente le gustó.”

Seguramente el público disfrutó del espectáculo porque pudo empaparse del sentimiento de este okinawense karateka, kobudoka y amante del flamenco. Sentimiento que se manifiesta en el brillo de sus ojos cuando afirma de qué manera se unen en su corazón sus dos grandes pasiones:

texto

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

banner bajo

REFERENCIAS

Blog “Rincón del Do” – Biografía de Choyu Hentona

Anuncios

2 comentarios en “Hentona Sensei: karate y kobudo por bulerías

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s