ENCUESTA: ¿qué sentido tiene practicar formas en artes marciales?

Hace un par de años ya dejamos clara nuestra opinión cuando escribimos Kata (forma): ¿una pérdida de tiempo?, pero ahora nos proponemos conocer la tuya.

Y es que hay posiciones encontradas respecto a la utilidad de practicar formas en artes marciales.

Las formas tiene un componente estético

Puede decirse que han sido a lo largo de la historia un medio para transferir el conocimiento de unas generaciones a otras, y que por tanto su práctica preserva la herencia de los grandes maestros que las fueron desarrollando. En este sentido, practicar katas sería en muchas artes marciales la forma clásica de transmisión, no solo de la técnica, sino también de la propia tradición. Digamos que juegan un papel de conservación de la tradición. Por otra parte, las artes marciales tienen también un componente que podemos llamar “estético”, que se suele relacionar con la palabra “arte” y que está relacionado con el concepto de Tao o Do. Y las formas son también una excelente vía para desarrollar este concepto. Su práctica por tanto, desde este punto de vista, puede estar justificada. Finalmente, constituyen una serie de prácticas físicas que, si se ejecutan correctamente, son indudablemente beneficiosas para la salud.

¿son las formas un entrenamiento funcional que prepara técnica y físicamente para el combate?

Pero además, la práctica de de las katas tiene, por supuesto, beneficios. Y hay quienes afirman que constituyen una forma de entrenamiento plenamente funcional. Por ejemplo, la práctica de las formas contribuye al desarrollo físico, al requerir ciertas habilidades y cualidades que podrían irse adquiriendo con la propia práctica. También suponen un interesante ejercicio mental, al obligar al practicante a mantener la atención y la concentración. Y a nivel técnico, además de constituir una fuente de conocimiento, como ya hemos mencionado, propone combinaciones y rutinas que, a través de la repetición, pueden interiorizarse de forma que afloren en el momento en que sean necesarias en una situación real.

Todo esto es lo que argumentan los defensores de las formas, pero también hay , quienes piensan de otro modo y consideran las formas como una manera arcaica, anticuada y desfasada de entrenamiento y de transmisión.

Hay quienes piensan que las formas no tienen ya razón de ser

Quizás tendrían su razón de ser en una época en la que no había libros, ni videos, ni gimnasios y escuelas como las hay actualmente por todas partes. Las formas estarían bien para alguien que necesita practicar solo, pero siempre se aprende a pelear mejor y más rápido a través del trabajo por parejas y de sparring, y de la preparación física moderna. Además ¿realmente las formas sirven luego en la calle? Para aprender a pelear hay que pelear ¿no? Según este enfoque, las formas simplemente habrían perdido, con los nuevos tiempos, su razón de ser.

Como ves, hay diversas formas de entender el sentido de la práctica de formas, pero ¿qué piensas tú?

 

 

Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

Anuncios

13 comentarios en “ENCUESTA: ¿qué sentido tiene practicar formas en artes marciales?

  1. En lima lama hay katas de pateo, y de defensa personal. Nos sirven de nemotecnia. En karate hay otros signficados, a veces esotéricos. El lima lama es más práctico.

    Me gusta

      • En lima lama se crearon secuencias de defensa personal, las cuales luego se entrenaron con la sombra para formar el kata básico. En este video puedes verlo:

        Seguramente en karate algún día ocurrió algo parecido, pero al ir pasando los años se fueron deformando las técnicas originales. Entonces ahora es un quebradero de cabezas para saber para qué rayos sirven ciertos movimientos. Leamos lo que nos dice un practicante sobre el último movimiento del kata chinte:

        https://www.clubkaratepaterna.com/katas-shotok%C3%A1n/katas-superiores/chinte-1/

        “El movimiento final del kata, con 3 saltos hacia atrás, al márgen de que para muchos profesores y practicantes sea una especie de adorno sin ningún tipo de aplicación específica, puede interpretarse como un elemento táctico, es decir defender, golpear y retirarse cubriéndose rápidamente.”

        Me gusta

      • Estoy totalmente de acuerdo contigo en que ese es el origen de las katas de karate y en que gran parte del conocimiento se ha perdido con el tiempo y hoy nuestra labor es tratar de comprenderlo. Bonita labor, por cierto. También convendrás conmigo en que de las katas de karate puede extraerse mucho más que de las formas de Lima Lama, por el simple hecho de que se han desarrollado por muchos más maestros y a lo largo de mucho más tiempo. Respecto al final de Chinte… para mí simplemente responde a volver al punto de partida, que durante cierto tiempo fue bastante importante para los rectores de la JKA. Pero no es malo que haya discrepancias respecto a la utilidad de las técnicas, probablemente enriquece. el problema es que como no podemos comprobarlas en la calle…

        Me gusta

      • En el kata chinte parece verse la influencia del kung fu en el karate. Esos movimientos circulares son chinescos, lo mismo que el hincapié en el puño vertical, o en el uso de un nudillo o de dos dedos para golpear. Y no digo que eso sea malo. Por el contrario, me parece que el karate debería rescatar un poco de sus raíces chinas.

        Otros piensan que ese kata tiene su origen en una danza folclórica okinawense y que representa los deberes femeninos; otros más hallan significado poético relacionado con el mar… Lo malo es que entonces cada quien está viendo el arte “a su manera”, y tampoco es cuestión de reducir el karate a un arte para intelectualoides esnobs.

        En cuanto a los tres saltos del final del kata, en el estilo seiyo shorin ryu de plano los reemplazan por tai otoshi y otros movimientos.

        Je, je… Ese Iain Abernethy, como hacen ciertos pastores religiosos con la Biblia, es experto en retorcer toda técnica tradicional para hacerla pasar por técnica tipo hapkido de combate o algo así. A los tres saltos les ve cara de llave de brazo:

        Este otro también interpreta esos saltos como parte de una llave, pero de muñeca:

        Ahí es donde el karate y los katas como que pierden valor para quien esté interesando en entrenar un sistema práctico, dirigido a la pelea moderna. Por eso el karate ha ido perdiendo terreno ante estilos como el hapkido.

        Me gusta

  2. elas formas son la esencia de la tradicion de cualquier sistema sin las formas se perderia el estilo que se practica existen formas tradicionales y formas unpoco mas practicas pero si logras dominar una forma te ayuda a formar tu propio sistema de conbate es mi humilde opinion gracias’

    Me gusta

      • El artículo y mi comentario (aunque no lo especifiquen para no complicar más el asunto) se refieren a formas en solitario. Y en alguna escuela de Aikido podrán practicarse formas como una manera de trabajar, pero desde luego no pertenecen al currículum generalizada de este arte. Dónde si se hace de forma generalizada gente en kenjutsu, judo o jujutsu, el hablamos de otra cosa.

        Me gusta

      • Aquí hay dos aspectos interesantes:

        a) Toda forma entrenada en solitario debería poder practicarse con compañero.

        b) Toda forma practicada con compañero debería poder entrenarse en solitario.

        Considero que ya no debería haber tanta separación entre los diferentes métodos de entrenamiento del karate. Cualquier secuencia de un kata podría (y debería) practicarse en ippon kumite, o sanbon kumite, y además en golpeo con aparatos, y claro está, en goshin o defensa personal. Esa costumbre contribuiría a que los katas dejaran de entrenarse como si se tratara de una simple danza para niñatas.

        Me gusta

  3. Nuestra experiencia y filosofia en nuestro estilo demuestra que son la base de todo artista marcial, soy de pensar que el nata es el arte de la marcialidad y el combate la marcialidad del arte. En nuestro dojo además del entrenamiento físico y tecnico entrenamos latas todo el año y mientras otros entrenan todo el año combate para competir, nosotros a penas entrenamos combates en el año . talvez 10 horas en el año y sin embargo nuestros competidores siempre están presentes en los podios. Golpear, patear, empujar eso es lo mas fácil de hacer por naturaleza humana y por instinto de auto protección el ser humano golpea patea y empuja, pero hacerlo bien es otra cosa, un combate se puede ganar con una sola tecnica, una patada en el estomago o un puñetazo en el mentón y es suficiente pero eso cualquiera puede hacerlo, el tema es dominar su propio cuerpo y tener mas de un arsenal técnico para poder salir victorioso de un combate deportivo. La calle es otro asunto…

    Me gusta

  4. Voy a tratar de ser lo más conciso posible. Desde mi punto de vista, las formas cumplen dos funciones básicas :
    1.- Son una especie de “manual” del estilo, que recoge sus técnicas y fundamentos tácticos.
    2.- Su práctica nos permite interiorizar, imprimir en nuestra memoria muscular, la manera en la que el estilo genera y expresa energía en cada uno de sus movimientos; lejos de cualquier significado esotérico, de lo que estoy hablando es de la biomecánica del estilo.
    A mí me gusta comparar el trabajo de las formas con las horas de espejo, de trabajo de sombra, que hace un boxeador. El objetivo es el mismo.
    Dicho esto, y respondiendo a la pregunta de si es necesario practicar formas o katas mi respuesta es… depende. Depende del papel que tengan las formas en la didáctica del estilo; es decir, en la forma de enseñar, de transmitir el conocimiento en ese sistema en concreto. En mi caso, yo practico un arte marcial tradicional donde la enseñanza está perfectamente estructurada y sistematizada haciendo avanzar al estudiante por un elenco de formas en la que cada una contiene un concepto diferente a estudiar. Y punto.
    Pero, obviamente, en mi sistema el trabajo de formas no es el único recurso didáctico que se emplea. Fundamentar el estudio de tu arte marcial en el trabajo de formas y pretender aprender a pelear es… sencillamente suicida. Una estupidez. Lo digo sin recato alguno. Es necesario trabajar con el saco, con los muñecos de tu sistema, con mitts, escudos de golpeo, etc.,… y, por supuesto, trabajo de sparring. Mucho trabajo de sparring.
    Y hay que ser honesto. Dentro de tu propio sistema pueda que haya técnicas y tácticas que funcionen bien en un determinado contexto pero que no sirvan para nada en otro diferente. Que sirvan para la defensa personal, pero no funcionen para el combate reglado, deportivo. Y viceversa. Un apunte al margen: pasan los años y cada vez estoy más convencido de que, en general, todo lo que funciona se parece en un sistema u otro; al menos, a un nivel básico.
    ¿Y se puede aprender a pelear sin trabajar formas? Pues claro. Pero ya es una elección personal de cada uno; depende del camino, del arte marcial que elija. Elección que no sólo ha de estar determinada por criterios de eficacia a la hora de combatir. Creo que este debate está ya superado hace tiempo y cualquier artista marcial medianamente consecuente estará de acuerdo con ello.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s